Maye Inmobiliaria

Hoy les voy a hablar de las Facultades del dominio, estas son: El Uso, El
Goce y la Disposición.

El Uso se refiere a poder utilizar la cosa de acuerdo a su naturaleza y destino.
Si alguien solo tiene el uso es porque le ha sido transferido por otra persona
que tiene más derecho que él. Quien solo tiene la facultad de Uso se llama
Tenedor. Por ejemplo: El arrendatario

El Goce: Va más allá de la mera tenencia, tiene la posibilidad de percibir los
frutos de la cosa. Quien tiene el Goce, es Poseedor, él puede hacer mejoras,
arrendar, recibir el canon, pero no tiene la Propiedad Plena, por lo tanto no
puede transferir el bien.

La Disposición: Es la facultad que le permite enajenar la cosa, esto es,
transferirla, limitarla o gravarla.
El propietario pleno es el que tiene las tres facultades: el uso el goce y la
disposición de la cosa.
Si falta una de ellas se es el Poseedor o Tenedor pero no se es propietario.

CLASES DE DOMINIO O DE PROPIEDAD

El dominio que se llama también propiedad es el derecho real sobre una cosa corporal, para gozar y disponer de ella, siempre y cuando no vaya contra la ley o contra derecho ajeno.
Lo primero que se debe identificar es la clase de dominio sobre el bien inmueble.

Hay 4 clases de dominio:

PROPIETARIO PLENO: Cuando la propiedad es ejercida por una sola persona en un 100%, es decir, esta puede usar, gozar y disponer del bien.

PROPIETARIO EN COMUNIDAD: Consiste en que la propiedad es compartida entre dos o más personas sean naturales o jurídicas. En esta clase de dominio se es Propietario en Comunidad y la propiedad es en Proindiviso, es decir, no se puede dividir. El porcentaje de propiedad se denomina la cuota parte.

COPROPIETARIO: Esta es una forma de Copropiedad donde existe un Derecho Individual sobre los Bienes Privados y un Derecho Colectivo sobre los Bienes Comunes. En Colombia está clase de propiedad está regulada por La Ley 675 del 2001 o Ley de Propiedad Horizontal

NUDO PROPIETARIO: Es cuando la persona tiene el derecho sobre una cosa de la que es únicamente propietaria pero con la limitación de no tener derecho a su posesión y disfrute, por haberla cedido a través de un Derecho Real denominado usufructo, convirtiéndose así en una nuda propiedad., es decir, Solo ejerce la facultad de disposición. Puede transferir el bien pero no lo puede entregar.